Gastronomía planetaria en el Rototom con 40 propuestas sin salir del recinto de conciertos

288

El festival internacional reggae Rototom Sunsplash – que se celebra del 16 al 22 de agosto en Benicàssim- es también una cita intercultural en lo que al plano gastronómico se refiere. Durante una semana, el festival despliega su oferta culinaria en su extenso restaurante al aire libre, que acerca platos de los cinco continentes sin salir del recinto de conciertos.
Carne ahumada con cilindros de Perú de Vaquero; hot dogs artesanos y kebabs y falafel hechos con mucho mimo, de la mano de Salewski Artesanos y Space Kebab By Smoke Mad; platos 100% maíz (El Rincón del Maíz); espetos desde Ibiza (Espetos Ibiza); cocina senegalesa ‘gluten free’ elaborada por Abarka; crepes creativos y galletes bretonas (600 Crepes) y más gastronomía jamaicana integran las novedades del restaurante diverso del Rototom Sunsplash, que suma alrededor de 40 propuestas de restauración, repostería y bebidas refrescantes.
Un año más, no faltará la tradicional pizzería artesanal de los Elfos y la elaborada por la Pizzeria di Filippo, ni la repostería y gastronomía bereber de Pause Nomade o los helados creativos de Mamma Luisa. Tampoco las propuestas veganas, vegetarianas y ecológicas, que este verano acercan Eco Loco, Boom Boom o The Veggie Point, junto a Street Food Show Thai y su comida vegetariana al estilo tailandés.
La cocina africana estará bien representada con los platos senegaleses sin gluten de Abarka, a los que se unirán las propuestas de gastronomía de África de Daaraji. Ambos espacios ofrecerán además bebidas naturales del continente, como bissap, baobab y ginger. Daaraji innovará además con la elaboración de mojitos de bissap.
Jamaican Food y Wayne’s Street One Cooking harán lo propio con la cocina tradicional de la isla caribeña que da pulso musical al Rototom Sunsplash. Y más: la hamburguesería gourmet de Q Street Food; la parrilla y empanadas argentinas de Mcanudos y los fogones de Japón de Flying Shiitake Ninja Food se unirán a este desfile de sabores planetarios.
Con esta degustación diversa en sabores y culturas ya a pleno rendimiento, las jornadas festivaleras aguardan otras visitas de rigor, como las que cada día el público podrá realizar al colorista mercadillo. Un laberinto de callejuelas en el que perderse y donde encontrar mil y un artículos únicos, con sello de autor.
Piezas de cuero y bisutería artesanal, jabones naturales e inciensos hechos a mano, un estudio de tatuaje sobre ruedas y una peluquería rasta, junto a una sastrería africana a medida y prendas para cualquier estilo (rastafari, étnico, ropa con telas africanas, hecha con tejidos naturales de lino o moda de la India) son algunas de las muchas propuestas del mercadillo del Rototom.
También en pleno recinto emerge el Rototom Store, con prendas de algodón ético y orgánico producido bajo un programa de reducción de huella de carbono, bikinis reversibles y sostenibles cosidos a mano y camisetas unisex para compartir armarios, en lo que a moda se refiere. Disponible estará también aquí el puzzle de 1.000 piezas con el mapa del recinto, también en formato ‘Festival de día’, y ejemplares de ‘La Isla del Tesoro’, un libro que retrata, por primera vez en castellano, la historia del reggae hasta 2022 y a cuya difusión ha querido sumarse Rototom Sunsplash.

Compartir